Aston Villa y Sheffield United igualaron sin goles en lo que fue el tan esperado regreso de la Premier League; sin embargo, lo más llamativo del partido no fue el juego de los protagonistas sino un garrafal error de la tecnología arbitral que invalido un gol legitimo del Sheffield United. No había ni acabo del primer tiempo, cuando llegó la jugada que debió ser gol en el minuto 41. El portero del cuadro ‘villano’, Nyland, agarró un centro con dirección al arco y se introduje en el pórtico; sin embargo, ni el arbitro, ni el ‘goal line technology’ validaron el gol donde el balón entro por completo.

El empate fue un premio de consuelo para el equipo local que se pudo ir sin nada de haber sido convalidado el gol. De esta manera el Aston Villa sigue en posición de descenso y se encuentra cada vez más cerca de perder la categoría.