Este martes la presencia del peruano fue la principal novedad del elenco ruso a horas de su duelo ante Spartak Moscú.

Y por fin terminó la larga espera. El delantero peruano Jefferson Farfán volvió a los entrenamientos de campo en Lokomotiv tras superar una dura lesión a la rodilla y superar el contagio de Covid-19. La ‘Foquita’ fue la novedad en los trabajos, y el club no lo pasó pasó por alto. “Adivinen quién regresó”, se leyó en redes sociales de la entidad rusa.

Ya un día antes, Jefferson Farfán había anticipado en Instagram su arribo. “Nos vamos a la base”, escribió, adjuntando una postal en la que cargaba una maleta. Y es que la ‘Foquita’ se dirigió a Bakovka, el centro de entrenamiento del club en el sudoeste de la capital rusa, donde el grupo cumple con un régimen de autoaislamiento, debido al crecimiento de contagios de coronavirus en Rusia.

Jefferson Farfán no juega un partido oficial desde el 22 de junio del 2019, cuando la selección peruana se midió con Brasil, en la fase de grupos de la Copa América. Tras el partido, el atacante fue diagnosticado con desprendimiento del cartílago de su rodilla izquierda y tuvo que ser operado. Ahora, le restan cuatro finales con el Lokomotiv por la Liga Rusa siendo mañana una de ellas ante el Spartak Moscú.