El FC Barcelona de Ronald Koeman fue a Balaídos a tener una dura prueba frente aun Celta de Vigo que venía invicto en tres fechas de La Liga Santander. El equipo de nuestro compatriota, Renato Tapia, llegaba al partido con dos empates y una victoria. Por su parte, el FC Barcelona venía de golear en su primer partido liguero y esta vez tendría en frente a un equipo al cual no le podía ganar de visita desde hace ya varios años.

El Barca salió con un actitud remarcable desde el minuto 1 a presionar y poner ‘toda la carne en el asador’, adelantando las líneas y con una propuesta sumamente ofensiva e intensa. Los únicos hombres que estaban en la mitad de la cancha eran los centrales, el resto del equipo se volcó en ataque. Fue así que el FC Barcelona empezó a generar daño y no tardó en encontrar el gol gracias a un gran remate de Ansu Fati en el minuto 11. El joven delantero ‘cule’ sigue encendido y lleva 3 goles en 2 partidos. El Barca, atacando con sentido, con jugadas asociativas, triangulaciones y desmarques se acercaba al segundo tanto del partido; sin embargo, en un contragolpe Lenglet cortó una jugada y se fue expulsado por acumulación de amarillas.

En el segundo tiempo, cuando todos pensaban que el Barca sacaría el pie del acelerador, sucedió todo lo contrario. El equipo de Koeman siguió con la misma idea y misma intensidad como si el partido estuviese 11 vs 11. Messi se enchufó en el partido y empezó a comandar el ataque mostrando un gran entendimiento con Coutinho y Ansu. Premio al esfuerzo de Lionel, llegó el 2-0 luego de una gran jugada individual del argentino que provocó un autgol del Celta.

Finalmente, tras el segundo gol, el Barcelona sintió el desgaste físico y el Celta se animó en tomar el protagonismo. Los ‘blaugranas’ aguantaron de manera ordenada y Neto se mostró seguro para intervenir cuando fue necesario. El cuadro local intentó de todo, pero no llegó a marcar el descuento. En el minuto 95, cuando el Celta ya era merecedor de un descuento, el Barca terminó anotando el 3-0 para sellar la goleada.

Cabe mencionar que Renato Tapia fue titular y jugó 74 minutos para el Celta. El peruano no pudo hacer demasiado y su rol fue casi completamente defensivo el día de hoy. Más allá de la goleada de su equipo, Tapia se mostró en un buen estado físico y atento en la recuperación y marca cuando intervenir.