El equipo de Mourinho sufrió un empate agónico en el cierre de un partido que parecía estar en el bolsillo. Tottenham y el Manchester United igualaron 1-1 en una nueva jornada de regreso de la Premier League tras la pausa debida al coronavirus. El partido inició con algunos avisos de parte de United que fueron contenidos por el portero Lloris; sin embargo, el cuadro local revirtió la situación y abrió el marcador gracias a una jugada individual por el costado derecho del exjugador del PSV, Steven Bergwijn, quien terminó definiendo con fuerza frente a un De Gea que no atajó correctamente.

En el segundo tiempo, el encargado de cambiarle la cara a los ‘Red Devils’, fue Pogba. El francés ingresó en el minuto 62 y comenzó a ontrolar los hilos del equipo de Manchester. Fue justamente Pogba el que generó el penal que Bruno Fernandes convirtió para darle el empate a su equipo. La cereza del pastel casi llega con un segundo a favor de los visitantes; sin embargo, el VAR se encargó de hacer bien su trabajo y tomó la decisión de anular lo dictado por el arbitro.