Real Madrid es el colero del grupo B con un solo punto. (@borussia_en)
Real Madrid es el colero del grupo B con un solo punto. (@borussia_en)

Un empate de visita es un buen negocio. Con remontada, sabe a triunfo. Pero ninguna de estas sensaciones dejó el Real Madrid en el 2-2 con el Borussia Mönchengladbach. El club más laureado de la Champions League, capaz de pagar cifras exorbitantes de dinero por un jugador, recurrió al recurso más arcaico del fútbol para evitar una segunda derrota: el pelotazo.

Tras 80 minutos, en que el modesto equipo alemán controló el poderío merengue y convirtió 2 goles (doblete de Marcus Thuram), Zinedine Zidane traicionó el estilo de juego madridista para ampararse en el vuelo gallináceo, con Sergio Ramos como eje central del ataque. A sus 34 años, el defensa redescubre nuevas habilidades por necesidad que por motivación propia.

Real Madrid goleó 3-1 al FC Barcelona en el Camp Nou

Si bien la fórmula funcionó con los goles de Karim Benzemá (87′) y Casemiro (93′), nunca un empate del Real Madrid ha sido tan doloroso en su identidad como de este martes. Tal vez el único consuelo es que consiguió su primer punto que le permite seguir con vida en el Grupo B, aunque a un precio que ni su rival de turno se lo imaginaba.

Resumen del Borussia Mönchengladbach vs. Real Madrid

TE PUEDE INTERESAR