El mandamás culé Josep Maria Bartomeu reconoce que su fichaje es inviable desde el punto de vista económico por el Covid-19.

La crisis del coronavirus ha cambiado el decorado del fútbol mundial: también el mercado de fichajes, que este verano se moverá, según todas las previsiones, en unas cifras de negocio mucho más bajas que en temporadas anteriores. Barcelona no es ajeno a esta situación. Así lo reconoce el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, en una entrevista exclusiva a SPORT.

«En esta situación, es inviable. Tampoco el PSG lo quiere vender, es normal porque es uno de los mejores jugadores del mundo. El verano pasado lo intentamos con muchas ganas, pero este verano no habrá ningún intento. La situación es la que es: el club ha dejado de ingresar 200 millones de euros entre marzo y junio. Y la temporada 2020-21 preveíamos ingresar 1.100 millones, pero seguramente tendremos un 30 por ciento menos. Si no mejora la situación de la pandemia, no habrá público ni museo ni tiendas y se seguirá perdiendo dinero. Nos obliga a un gran rigor en la gestión: hay que revisar qué inversiones son imprescindibles y cuáles pueden esperar. Hay que adaptarse», declaró Josep Maria Bartomeu, presidente de Barcelona a Sport.

Finalmente, el mandamás del Barcelona dejó en claro a Sport que los fichajes millonarios se han acabado: «Yo creo que sí. A menos que se hagan intercambios de jugadores. Todos los grandes clubes europeos están afectados. Todos trabajan para adaptarse. Y esto no va a durar un año, sino tres o cuatro», sentenció.