Portugal derrotó por 4-1 a Croacia en su debut en la UEFA Nations League. El equipo luso buscará defender el título como último campeón de Europa.

El equipo que dirige Fernando Santos demostró que no depende de Cristiano Ronaldo para ganar un partido de manera contundente. El jugador de la Juventus tuvo que acompañar a su equipo desde las gradas debido a una infección en un dedo del pie derecho. La selección de Portugal se mostró ampliamente superior a Croacia y le pasó por encima desde el inicio del partido. El cuadro local demoró en abrir el marcador luego de una serie de buenas atajadas del portero croata acompañado de cuatro remates que fueron al palo. El equipo luso se mostraba falto de efectividad, pero generaba muchas ocasiones de gol.

Por su parte, Croacia, con equipo que prescindió de figuras como Modric y Rakitić, no encontraba un jugador distinto que comande en el medio campo. Fue así que apostaron al contragolpe prácticamente regalando el partido. Antes del cierre del primer tiempo, llegó el gol de la justicia para los locales. Cancelo remató desde fuera del área y con un ligero desvío le permitió anotar un golazo.

Finalmente, en el segundo tiempo, Portugal ratificó su superioridad y aumentó su ventaja gracias a los goles Joao Felix y Jota. Croacia logró el gol del honor cuando Portugal bajó a sus revoluciones; sin embargo, Silva marcó el 4-1 definitivo en tiempo de adición.