Inter de Milán sigue sin encontrarse con su mejor versión. El día de hoy, una versión sin ideas y con poco ritmo el equipo de Conte logró un triunfo agónico en un partido que parecía perdido. Inter de Milán superó 2-1 al Parma gracias a dos goles de cabeza, entre los minutos 84 y 87. Los héroes de la jornada fueron los zagueros, Stefan De Vrij y Alessandro Bastoni. Por su parte, Parma supo como hacerle daño al equipo de Milán aprovechando los contragolpes y la velocidad de Gervais Lombe Yao Kouassi quien fue el encargado de abrir el marcador en el minuto 15 del primer tiempo. El marfileño definió de gran manera luego de recibir un gran pase de Dejan Kulusevski.

El cuadro local se mantuvo arriba en el marcador durante casi todo el encuentro, hasta el minuto 84, cuando De Vrij le devolvió la vida al Inter enviando el balón al fondo de las mallas tras un toque de cabeza del argentino Lautaro Martínez. Finalmente, el Parma se desmoronó mientras que el Inter tuvo una inyección anímica importante que los llevó a la victoria. Con un hombre menos, debido a la expulsión de Juraj Kucka por increpar al árbitro en el gol del Inter, el cuadro local tuvo una distracción fatal en la marca que desencadenó el gol de la visita. Moses se metió en el área y mandó un centro para que Bastoni cabecee solo.

De esta manera, el Inter se colocó tercero, a cuatro unidades de la Lazio, y a ocho de la Juventus. Por su parte, el Parma es octavo, con 39 puntos.