FC Barcelona consigue una victoria poco convincente por la Champions League. El equipo de Ronald Koeman no logra sostener un rendimiento a la altura de lo esperado. El día de hoy el Barcelona salió con una muy buena actitud en la ofensiva en los primeros minutos y encontró un gol vía penal en el minuto 4 de los pies de Lionel Messi. Los minutos pasaron y el Barca seguía liderando en las ocasiones de gol; sin embargo, antes de que acabe el primer tiempo, el cuadro local mostró una vez más su fragilidad defensiva dejando muchos espacios e incluso perdiendo la posesión del balón si encontrar soluciones para recuperarlo.

En el segundo tiempo, el Dinamo de Kiev, consiente de que el Barca es un equipo vulnerable se animó a tomar protagonismo y atacar gracias a las falencias del cuadro catalán. El cuadro visitante comenzó a generar peligro y tuvo hasta 4 ocasiones claras de gol donde quedó mano a mano con Ter Stegen. El portero alemán fue una muralla en su regreso a las canchas y salvó a su equipo de un nuevo papelón en Champions League. Por su parte, el Barca también generó peligro, pero fue más por balones aéreos y remates desde fuera del área que por juego colectivo.

El equipo de Koeman no encontró como pasar el bloque defensivo de la visita y el joven arquero Neshcheret estuvo solido bajo los tres palos. El tanto de la victoria del Barca lo anotó Pique tras un gran centro de Ansu Fati y el descuento llegó gracias a Tsyhankov. De esta manera el FC Barcelona se quedó con los tres puntos y es líder de su grupo con la Juventus como escolta.