La segunda jornada de las eliminatorias sudamericanas ha sido sumamente accidentada. No solo por lo sucedido en el Estadio Nacional con el árbitro chileno Julio Bascuñan sino que en La Paz, en el triunfo de Argentina ante el cuadro boliviano se produjo una discusión al final del partido entre Lionel Messi, Marcelo Martins y Lucas Nava, preparador físico argentino que trabaja con César Farías

Resulta que tras el sorpresivo resultado que obtuvo Messi y compañía, la calentura colmó a Marcelo Martins, tras supuesta mala actitud de los futbolistas albicelestes, Martins empezó a reclamarle diciendo “se comieron seis”, en alusión al encuentro de Sudáfrica 2010. El peruano Diego Haro decidió mostrarse la amarilla para el delantero.El boliviano no pudo contenerse y siguió gritando, “se comieron seis” cuando era tomado por sus compañeros.

Por otro lado, Lionel Messi tuvo una acalorada con Lucas Nava, miembro del cuerpo técnico boliviano. El astro argentino aseguró “ Si tu has gritado todo el partido. ¿Qué te pasa, pelado?”. Ante esto, el argentino que trabaja en la selección altiplánica gritó “¿Para qué vienen a sobrar?”, a lo que Messi dijo “¿Quién viene a sobrar?», tras esa situación fue separado por sus compañeros.