En un partido complicado para el Bayern Munich, el cuadro ‘bávaro’ logró su cometido y venció por la mínima al Werder Bremen de Claudio Pizarro. De esta manera, el Bayern se consagró campeón por octavo año consecutivo mostrando una vez más su superioridad en la liga alemana.

Un primer tiempo complicado con el Weder Bremen bien parado en la defensa evitó que el Bayern encontrase el gol con facilidad. El cuadro local, asumió su rol frente a un equipo superior y se defendió de manera ordenada generando peligro en los contragolpes. El Bayern sin brillar demasiado llegaba al arco de Pavlenka que parecía que se iba sin goles al descanso; sin embargo, en el minuto 43 y luego de una falta inexistente apareció el hombre del gol. Robert Lewandowski la paro de pecho y rompió el arco para ratificarse como goleador del campeonato que ponía al Bayern cada vez más cerca del su octavo título.

En el segundo tiempo, el cuadro visitante ya con ventaja demostró su superioridad y dominó el partido casi por completo. El equipo que dirige Hans-Dieter Flick buscó ampliar la ventaja sin éxito. En los minutos finales del partido, el Werder Bremen salió a buscar el empate y el Bayern comenzó a defenderse con una notable actuación de sus centrales y de Neuer quien atajó lo que hubiese sido el empate cerca del minuto 90. Fue así que el Bayern Munich alcanzó una vez más el título de la primera divisón de Alemania.

Nuestro compatriota, Claudio Pizarro, ingresó en los minutos finales del encuentro para tratar de ayudar a su equipo. El Bremen sigue en posición de descenso y le quedan dos fechas para tratar de salvar la categoría.