FC Barcelona volvió a igualar en un partido por La Liga. Esta vez el equipo catalán no pudo con Atlético de Madrid igualó 2-2 con el cuadro ‘colchonero’. Un partido complicado para el Barca que estuvo arriba en el marcador hasta en dos ocasiones sin lograr sostener su ventaja. El equipo de Setién sigue sin elaborar un juego colectivo que le permita sostener un buen rendimiento y nuevamente se apoya en la posesión larga para buscar los espacios que le permitan hacerle daño al rival. Por su parte, el cuadro que dirige Diego Simeone apostó su fichas al contra ataque y fue así como generó más daño a la defensa ‘blaugrana’.

En el primer tiempo, el Barca no tardó en abrir el marcador, y un corner cerrado de Messi terminó chocando entre las piernas de Diego Costa para meterse en el arco de Oblak. Cuatro minutos más tarde, Atlético de Madrid logró la igualdad desde los doce pasos, Saúl anotó y puso el marcador 1-1. Cabe mencionar que el penal se tuvo que patear dos veces ya que Ter Stegen le atajó un penal a Costa; sin embargo, no tenía un pie en la línea cuando el hispano-brasileño impactó el balón por lo que el VAR dictaminó que se repita la pena máxima. El primer tiempo se fue sin mayores sorpresas al descanso y por más que hubo goles rápidos se mantuvo la intensidad en un partido de ida y vuelta.

El segundo tiempo, tuvo como protagonista a Messi que en el minuto 50 llegó a los 700 goles vía penal; sin embargo, no le alcanzó para ayudar a su equipo que terminó igualando tras un penal que nuevamente ejecutó Saúl en el minuto 62. El entrenador del Barca hizo cambios, pero nada cambió en el campo de juego. El cuadro del ‘Cholo’ se ordenó bien y continua apostando al contragolpe. El marcador no se movió el Atlético de Madrid se llevó un merecido empate del Camp Nou.

Messi llegó a los 700 goles y no pudo celebrarlo con un triunfo. (630 goles con el Barca y 70 con la selección de Argentina)

Finalmente, el FC Barcelona le deja servida La Liga al Real Madrid que pueda terminar de definirla este jueves en su partido frente al Getafe. El equipo de Zidane se acomoda cada vez más en la punta y tiene un margen de error bastante cómodo en caso deje algunos puntos en el camino.